Cómo dormir como un bebé para estar y sentirte fabulosa

Por  |  0 comentarios

Cuantas veces leemos y escuchamos a las famosas soltar el típico secreto de belleza de “Yo duermo mis ocho horas diarias para estar perfecta”. Y cuando llega la noche y nos tumbamos en la cama mil pensamientos comienzan a rondar en nuestra cabeza haciendo realmente complicado el conciliar el sueño. Se llaman preocupaciones. El resultado es una mala noche que se refleja en un rostro cansado por el que todo el mundo nos pregunta en el trabajo al día siguiente. Dormir poco envejece y a largo plazo pasa factura. Dormir plácidamente, sin preocupaciones, es el mejor antídoto para una piel fresca, joven y radiante. Mucho mejor incluso que toda las cremas que puedas tener en tu baño y con las que te embadurnas antes de darle vueltas al coco encima de la almohada.

Como te decía, la falta de sueño además de hacerte parecer mayor te provoca ansiedad. Ni qué hablar de esas bolsas alrededor de los ojos que arrastras durante todo el día y que acabarán derivando con el tiempo en unas finas arrugas que se irán alimentando día tras día hasta hacerse más grandes y visibles. Pero dejando a un lado la belleza, también es malo para tu salud.

Si lo que te preocupa ahora mismo es dormir bien esta noche la solución es más sencilla de lo que parece.

Empieza por un diario en el que anotes todas tus tareas y responsabilidades. Hacer esto tiene una fácil explicación. En realidad, cada noche le damos vueltas siempre a las mismas cosas gastando energía en algo que ya hemos planteado tantas veces que no tiene sentido hacerlo una vez más. Lo único que nos queda es hacerle frente, por muy pequeño que sea el asunto. Anotándolo estás haciendo patente de que eres consciente de que tienes que hacerlo y el próximo paso es resolverlo. Dale los giros de tuerca necesarios: problema y luego solución. Pero no desvaríes por en medio.

Aprende a dejar las preocupaciones para otro día y no llevarlas a la cama. Tú y tu salud sois más importantes.

El tiempo que inviertas en tu cuerpo es el más valioso que tienes ya que la energía que generes de él la expandirás más tarde con mucha fuerza con todo lo que hagas.  Nunca te arrepentirás de cuidar de ti misma y dormir bien es una de tus responsabilidades.

Una noche reconfortante te hará sentir estupenda. Nada necesita más tu cuerpo que descansar cuando cae la noche. ¿Por qué privarle de ese regalo tan espléndido?
Muchas mujeres lo consideran una pérdida de tiempo. Prefieren acostarse lo más tarde posible para continuar haciendo tareas pero, irónicamente, sin el adecuado tiempo de descanso, no se puede ser lo sufrientemente productivo. Las mujeres necesitamos entre 7 u 8 horas de sueño a diario a pesar de que conseguir cumplir este horario pueda suponer todo un reto.

Los médicos sugieren que el dormitorio sea un lugar hermético, sin televisión ni ordenadores, ni teléfonos, un lugar sin distracciones, orientado únicamente a dormir o intimar. Olvídate de la cafeína entre las 4 y 6 horas antes de acostarte. En su lugar puedes optar por la manzanilla o la tila. Un sueño adecuado también te ayudará a perder peso.

Puede que al principio te cueste un poco deshacerte de tantas preocupaciones pero te recomiendo que te armes ya de un diario en el que anotes todo lo que tienes que hacer y por la noche decidas apartar tus quehaceres en la agenda. Desconecta y céntrate en ti y en tu cuerpo. Hazlo por sentirte mejor, más bella y más sana.

Debe de iniciar sesión para dejar un comentario Iniciar sesión

Coméntanos algo