Mamá, quiero ser coreano

Por  |  0 comentarios

La cirugía plástica puede cambiarte por completo, o si no que se lo digan a los asiáticos que son pioneros en dejarse el pellejo en el quirófano. Solo hay que ver una de sus increíbles webs de cirugía plástica.

Puedes llegar a parecer una Barbie o hasta a un famoso. O puedes hacer como Max, ahora conocido como Xiahn Nishi, que simplemente quería ser coreano. Resulta que el desafortunado Max nació en Brasil con un par de enormes ojos azules y pelo rubio pero él quería ser de Corea, no importa si del sur o del norte, los rasgos no le correspondían con los que él realmente deseaba.

Así que recurrió a la medicina estética y ahora sería imposible reconocer por la calle a Max. Después de estar de intercambio en la Universidad de Dongseo, en Corea del Sur, Max se sintió totalmente adaptado a la sociedad coreana pero quería adaptarse todavía más. Xiahn (nombre que usa solo en Internet por cuestiones familiares, algo que no nos explicamos cuando su foto ha dado la vuelta al mundo) tuvo la suerte de llegar a uno de los países pioneros en cirugía plástica y allí nació su look facial coreano.

Después de 10 intervenciones, además de inyecciones de ácido hialurónico en sus ojos para que estos estén más inflamados, nació lo que podemos ver en la imagen superior. Lo que más trabajo le puede dar a Xihan ahora es el tener que colocarse las lentillas oscuras a diario y el teñir su rubio cabello cada mes. Lo demás ha venido a golpe de bisturí.

¿Y cuánto diríais que ha pagado el recién bautizado Xiahn por su nuevo outface? Es lo más sorprendente de todo ya que poco más de 2.000 € le ha costado en total todo el procedimiento.

Ahora Xiahn aprovechará su look para lanzarse a las pasarelas coreanas.

¿Quién os gusta más, Max o Xiahn?

 

Debe de iniciar sesión para dejar un comentario Iniciar sesión

Coméntanos algo