Cuidarse y ser feliz van de la mano

Por  |  0 comentarios

Navegando por Internet hemos rescatamos un interesante y puede que hasta para algunos polémico estudio. Y es que el citado informe afirma ni más ni menos que la gente atractiva (que no es lo mismo que guapa) gana más dinero, se casa con gente más guapa, obtiene mayores beneficios y vive vidas más felices que quienes no lo son. Estos estudios afirman, además, que el esfuerzo por mejorar la apariencia conlleva a una mayor felicidad.

Antes de entrar al trapo y de ponerse a la defensiva con estos estudios hay que aclarar que se trata de años de análisis llevados a cabo por economistas de la Universidad de Texas-Austin en los que se ha analizado la correlación entre apariencia, ingresos y felicidad. El resultado es el que os contamos, las personas más atractivas tienden (supuestamente) a tener más dinero y una familia más…guapa.

Con el paso de los años a las conclusiones de las investigaciones iniciales se le ha sumado la idea final de que son más felices porque básicamente no tienen problemas financieros.

Daniel Hamermesh, el cabecilla de tan suntuosa investigación, ha apuntado que para una mujer importa el caminar por la calle y sentirse a gusto con su apariencia: “A ellas le duele no tener un aspecto físico agradable”. Al hombre, por otro lado, la relación con la belleza le viene de un modo diferente: “Dale una mujer bonita, que tenga unos buenos ingresos y, sobre todo, que él tenga un buen puesto de trabajo para que sea feliz”.

“La belleza personal ayuda a alcanzar la felicidad” concluye Hamermesh. La mayoría de los efectos de la belleza en el trabajo tienen un impacto en ingresos económicos.

Cuidarse podría facilitar el camino al éxito Todo este entramado belleza-dinero, pese a que puede parecer y sonar un tanto superficial, es cierto, ya que a todos nos encanta la idea de un físico decente, un trabajo que nos fascine y nos aporte unos ingresos para vivir cómodamente con una familia genial.

Otro de los caminos con los que el hombre consigue la felicidad, según afirman los resultados de este informe, es por medio de una mujer atractiva. Entonces ¿qué viene primero: salud o felicidad? ¿O belleza? Esto podría convertirse en una discusión acalorada.

Pero preferimos resaltar otro punto que nos llama la atención de estos estudios de riqueza y belleza: comprar un montón de cosas no te hará rico. De hecho, tener demasiado dinero puede ser hasta estresante y acarrerar serios problemas, también están los estudios para corroborar esta teoría.

Dejando a un lado el ser ultra rico, sí que parece haber consenso en la relación de ser rico y guapo con la felicidad. ¿Deberíamos entonces mejorar nuestro físico para mejorar la cuenta bancaria?

Nos quedamos con algo que realmente nos gusta y que también dicen estos sabios investigadores y es que las personas que se obsesionan con ser atractivas, tener salud, ser felices, tener dinero o cualquier cosa que implique pensar demasiado, definitivamente serán menos felices.

Así que, no le des demasiadas vueltas a la cabeza pero no dejes de cuidarte.

Debe de iniciar sesión para dejar un comentario Iniciar sesión

Coméntanos algo