5 señales hormonales que deberías de controlar

Por  |  0 comentarios

Levanta la mano si en las últimas semanas te has sentido cansada, bloqueada y con ansiedad. ¿Te suena familiar? Cada mes tus hormonas, el arma secreta de tu cuerpo, entran en juego para fastidiarte el humor, la piel y la mente. Cuando al fin los niveles se estabilizan después del periodo, varios factores como el estrés y la ansiedad pueden volver a echarlo todo por tierra otra vez . Así que, ¿cómo puedes decidir si tus síntomas requieren de una visita al médico?

Le preguntamos a nuestros doctores de Clínicas Diego de León y nos dan estos cinco factores a los que tienes que estar alerta para saber cuándo se trata solo de estrés o cuándo las hormonas han cruzado la línea:

Fatiga

La fatiga es uno de los síntomas que puede significar varios motivos. Si es un cansancio al final de una semana de trabajo duro o de exámenes es totalmente comprensible, pero si es algo constante y has ganado peso, hay fluctuaciones en el apetito y cambios en el funcionamiento del intestino, podría ser una señal de que tu tiroides no marcha correctamente. Visita a tu médico si la fatiga dura más de lo normal.

Cambios en la piel

Te has llenado de granos. Puede que sea porque te has acostado sin lavarte la cara o puede que sea el indicador de algo más. El acné adulto o quístico alrededor de la barbilla podría sugerir niveles altos de testosterona. No es un problema de vida o muerte pero puede afectar a cómo te ves físicamente. Afortunadamente, con medicación se estabilizan los niveles hormonales y la piel queda limpia. De nuevo, acude al doctor si te sucede con frecuencia.

Te crece pelo

Y además lo hace rápidamente y en partes del cuerpo insospechadas. Puede ser desde niveles elevados de testosterona a cosas más serias relacionadas con tumores que se tratan fácilmente con cirugía. No te asustes pero ve al médico.

Periodos irregulares

Podría ser desde estrés hasta problemas relacionados con las tiroides, bajos niveles de estrógenos o el Síndrome de Ovarios Poliquísticos. Este último es el caso más frecuente de los periodos irregulares y también se suele presentar con pérdidas de peso y crecimiento de pelo en zonas del cuerpo o la cara. Los ovarios poliquísticos se tratan con una combinación de dieta, ejercicio y pastillas anticonceptivas.

Sudores nocturnos

A menos que en tu habitación haga mucho calor, sudar por la noche puede ser el resultado de bajos niveles de estrógenos y ovulación infrecuente, lo que se conoce como perimenopausia. Tiene lugar en personas incluso 10 años antes de la edad prevista de la menopausia. No pasa nada por dejarse ver por la consulta y descartar cosas más serias.

Debe de iniciar sesión para dejar un comentario Iniciar sesión

Coméntanos algo