3 usos de belleza inesperados del café

Por  |  0 comentarios

¿Creías que no podías amar el café más de lo que ya lo haces? Piénsalo de nuevo después de leer este artículo. La diosa cafeína ha llegado para bendecir también tu rutina de belleza. Te presentamos tres maravillosas maneras de utilizar el café en casa para sacarle todo el potencial a tu cuerpo:

Cara:

Lleno de antioxidantes, el café puede ayudarte a hacerle frente a los signos de la edad eliminando toxinas y protegiendo tu piel contra los radicales libres de la contaminación, el tabaco y mucho más.

EL PREPARADO: Mezcla dos cucharadas grandes de café en grano con dos cucharadas pequeñas de cacao en polvo, más 3 cucharadas grandes de leche entera y una cucharada de miel. Después de juntarlo todo en un bol, aplica una fina capa en tu rostro y déjalo actuar unos 15 minutos. Retíralo con una toallita húmeda.

Cabello:

No solo el café dejará tu pelo suave como la seda, si lo masajeas directamente en el cuero cabelludo, la cafeína estimula los folículos y acelera el crecimiento del pelo.

EL PREPARADO:  Calienta un poco de café negro, el más fuerte que encuentres y agrégale media taza de agua. Deja enfriar todo hasta que esté tibio. Una vez que estés en la ducha, expande el líquido en tu cabeza y cuero cabelludo y con un plástico cúbrelo durante 20 minutos. Lávalo después con agua tibia.

Cuerpo:

Como ya habréis escuchado el café tiene efectos diuréticos. Si lo aplicamos a la piel, tiene la capacidad de alejar los fluidos de las células grasas, haciendo que éstas se reduzcan temporalmente lo que provoca que la apariencia de la celulitis se reduzca.

EL PREPARADO:  Mezcla un taza de granos de café con media taza de azúcar moreno y una taza de aceite de coco. Después de ducharte, coge la mezcla y con la piel húmeda exfolia tu piel durante un minuto. Después aclara con agua templada.

Debe de iniciar sesión para dejar un comentario Iniciar sesión

Coméntanos algo