Perderás peso cenando

Por  |  0 comentarios

¿Quieres saber cómo la cena te hará perder esos kilos que te sobran? A continuación te vamos a dar la ecuación perfecta para ayudarte a conseguirlo. Verás como en pocos días comienzas a ver resultados:

Calorías:

Si están intentando perder peso, el rango de calorías al que tienes que acercarte en tu cena tiene que ser entre 450 y 550 calorías, esta última cifra sobre todo si estás haciendo deporte.

Carbohidratos:

Aproximadamente el 45-55% de las calorías de tu cena ha de provenir de los carbohidratos, que más o menos han de ser de 50 a 70 gramos. Que no te de miedo comer carbohidratos por la noche sobre todo con la idea de no tener tiempo suficiente de quemarlos antes de ir a la cama. Mientras no superes el total de calorías no subirás de peso. En realidad, comer suficientes carbohidratos en la cena nos evita los posteriores atracones de dulces ya que estamos saciados. Eso sí, siempre carbohidratos complejos.

Proteína:

Un 20-25% de la cena tiene que estar constituida por proteína, aproximadamente entre 25-35 gramos. La proteína es vital para ayudar a reconstruir y mantener el músculo, sobre todo por la noche, que es cuando tu cuerpo realiza funciones reparadoras. Es por este motivo que tienes que asegurarte que en la cena le aportas la proteína que necesita.

La proteína, además te ayuda a sentirte saciado, es otra herramienta para evitar picos de hambre horas después de cenar.

Grasas:

Introduce de 15-25 gramos, lo que viene a ser sobre el 30-35% del total de las calorías consumidas en la cena. Recuerda que tienen que ser monoinsaturadas, dejando a un lado las trans como la ternera y el queso.

Fibra:

Para alcanzar la cantidad recomendada diaria de 25 gramos al día, en la cena deberías de incluir unos 8 gramos. Esto debería de proceder de los carbohidratos de grano entero o integrales mencionados anteriormente, también de las verduras, judías, pequeñas piezas de fruta, aguacate, nueces o semillas.

Azúcar:

No excedas de 7 gramos de azúcar. Cuando se trata de azúcar añadido, intenta no superar los cuatro gramos – eso no es más de una cucharada de café.

Tiempo:

Lo ideal es que comas dos o tres horas después de tu merienda. Tampoco te preocupes con cenar muy tarde, como te hemos comentado mientras no te pases de calorías la hora no tiene por qué afectar en tu peso.
Algunos ejemplos de cenas Perfectas serían:

Errores a evitar en la cena

  1. No tomar carbohidratos: A veces caemos en el craso error de pensar que una manera de perder peso rápidamente es eliminar carbohidratos de la dieta. Los carbohidratos son un importante nutriente que al retirarlo nos hace pasar mucha más hambre provocándonos más ansia por ellos. Incluye fibra sana como granos enteros, vegetales verdes y judías y verás cómo te sientes saciado por mucho más tiempo.
  2. Platos enormes: Pasarse eligiendo el plato de la cena es probablemente pasarse con las calorías que le echas a tu cuerpo. Baja el tamaño de tus platos utilizando los más pequeños que tengas.
  3. Establecer una hora de cena estricta: Cenar después de las 9 no te va a hacer engordar. Solo asegúrate de que tu cena es equilibrada y que no excedes la ingesta de calorías diarias. Lo demás, sobra.

Debe de iniciar sesión para dejar un comentario Iniciar sesión

Coméntanos algo