10 consejos para superar la Navidad con la báscula a raya

Por  |  0 comentarios


Los expertos dicen que la clave para controlar las porciones (fundamental para adelgazar) se halla una vez superado el momento de la tentación, pero ¿cómo acabar con esa tentación?

Nos acercamos a la fabulosa época del año en la que las calorías están en cada esquina a la que nos acercamos: cenas navideñas, dulces hasta en las calles y bombones en cada casa que vayas. Todos los extras podrán fácilmente hacer que subas de peso para Año Nuevo.

Si estás dentro de tu peso normal, un par de kilos más no deben de suponer un gran problema pero si te pasas la vida a dieta y luchando con la bicicleta, entonces la Navidad no tiene que molarte mucho porque sabes qué es lo que sucede.

Pero no tiene por qué ocurrir lo mismo año tras año. Es muy posible disfrutar la Navidad sin subir ni un solo gramo. El control de las porciones es la clave, aseguran los nutricionistas. De hecho y como seguramente ya sabrás, mientras no superes el número de calorías que tu cuerpo consume estás en terreno seguro, claro que comiendo polvorones es tan sencillo saltar las barreras calóricas. Aquí es donde el control juega un papel vital.

Esta Navidad la vas a superar con el mismo peso

Por supuesto, que no es fácil vigilar las porciones cuando hay tanta tentación por delante, por este motivo, entre otros, te traemos 10 consejos que te ayudarán a conseguirlo, a controlar la sobre indulgencia para que estas Navidades te la pases disfrutando en vez de agonizando con la báscula:

1.Nunca llegues hambrienta al evento

No se te ocurra ir a una fiesta donde reine la comida “navideña” muerta de hambre porque probablemente arrases con todo. Tómate una manzana y bebe mucha agua antes, por ejemplo. Te ayudará a saciarte un montón.

2. Descentraliza tu mente de la comida

Si estás todo el tiempo pensando en la comida solo comerás. No veas la fiesta como un lugar en el que solo hay comida, también hay gente. Disfruta de tus amigos, baila y haz otras cosas. Cuanto más pienses en comer más hambre te dará. El poder de la sugestión es muy fuerte.

3. Aprende a controlarte

Si, si, seguro que te has dicho esto millones de veces pero lo cierto es que solo tú tienes el control de tus actos y a pesar de que cuando comes sientes que pierdes el control solo tú puedes poner fin. En realidad, nuestro cuerpo no necesita tanta comida para estar satisfecho y más de la mitad de lo que ingerimos lo hacemos por pura ansiedad, nervios. Al principio te costará mucho hacer pausas, descansar, dejar el tenedor en el plato para ir meditando sobre lo que ingieres y ser consciente de lo que masticas pero poco a poco y con constancia irás dándote cuenta de que estás saciada y qué es lo que realmente necesitas para estar satisfecha con la comida.

4. Vigila los canapés

Parecen pequeños pero son peligrosos para su tamaño. Ten cuidado con ellos y cuando empieces a comerlos no te descontroles con ellos.

5. Sé más astuta que el buffet

Cuando la cena es un buffet necesitas un plan. Coge siempre platos pequeños y no amontones la comida para que te quepa más en el plato. Sírvete una sola vez y hazlo con verduras y frutas. Cuidado con los untables y las salsas.

6. Limita el alcohol

Las fiestas y el alcohol van de la mano y hay que llevar mucho cuidado no solo por una cuestión de calorías si no por control, porque cuando una bebe más pierde el control sobre lo que come. Opta por champagne y vinos blancos y ojo con vermús y rones.

7. Sé selecta con los dulces que tomas

Cuando se trata del postre, tienes que ser muy selectiva. Siempre porciones pequeñas y lo que más te guste. Mejor chocolate negro.

8. Lleva contigo un snack de auxilio

No es una mala opción si no quieres tomar nada de dulces y crees que te va a costar un poco superar la prueba. En la farmacia hay un montón de barritas (por ejemplo) de chocolate que se pueden llevar en el bolso o incluso te puedes echar una manzana. Quizá este es un consejo para las que perder peso les cueste un poco más y la Navidad sea todo un reto. Así que ponte en el bolso un alimento saciante y tómatelo para no caer en la tentación.

9. Siempre 5 comidas

En estas fechas tendemos a hincharnos en las comidas principales y saltarnos los tentempiés. Error. Hay que seguir manteniendo el metabolismo activo con 5 comidas y lleno, para evitar llegar hambrientas.

10. Un poco de ejercicio, aunque sea caminar

Vacaciones no es sinónimo de sedentarismo. Todo lo contrario, incluso disponemos de más tiempo libre para salir a dar un paseo, correr o hacer Pilates. Con una caminata ligera de 30 minutos ya estamos eliminando los excesos cometidos por lo que no te quedes sentada en el sofá y sal a pasear.

 

 

Debe de iniciar sesión para dejar un comentario Iniciar sesión

Coméntanos algo